VERDE ESPERANZA

miércoles, 31 de diciembre de 2008

2008 Y 2009

Para este ESPERANZO (y también para otros), este 2008 que ahora se nos muere era un año especial. 2008 tenía mucho de meta, de objetivo, de fecha límite, de ilusión... Por eso, ahora que -parece mentira- se nos va, quiero dar las gracias muy especialmente a TODOS aquellos que tanto lucharon por alcanzar 2008... Sin embargo, ahora que empieza 2009 me doy cuenta que 2008 era sólo un punto y seguido. Este año tan redondo no era sólo una meta sino otro principio de un camino que seguimos caminando con la ilusión de siempre.
Le tengo personalmente mucho cariño al montaje fotografico de Santi que ilustra entrada y que preside uno de los rincones más personales de mi propia casa. Con él, me gustaría que acabaran las entradas de esta bitácora en 2008 y comenzaran las de este 2009 que ya casi está en pañales; y ello al modo de un esperanzo que conozco y que tiene una costumbre consistente en que lo primero que hace, nada más comerse las uvas viendo a la Mamen con su vestido verde en CANAL 21 y abrazar a la familia, es ir a ver una foto del Señor y de la Virgen, besarla y santiguarse para pedir salud para los suyos.
Mucha Felicidad y salud para todos.
SIEMPRE ESPERANZA.

lunes, 29 de diciembre de 2008

GENTE DE LA ESPERANZA II

No están todos los que son... pero sí son todos los que están: gente de la ESPERANZA. Viva nuestra gente.















viernes, 26 de diciembre de 2008

TÚ...

Foto: Víctor Santos.



"Un año más, por Diciembre, la Señora de la Esperanza de Granada abandona su trono para bajar a la altura de los pecadores que a diario le rezamos, y un año más, como viene siendo habitual, nos dejó admirados con su maternal belleza. Siempre que acudo a verla, ya la estoy imaginando en su paso de palio volviendo por Elvira, cuando los zancos y los costeros se preguntan si puede existir calle más mala, sorteand0 sus varales la infinidad de balcones que la arquitectura urbana situó para poner a prueba a los capataces que la guían cada año, atronando la banda con sus marchas, envuelta Ella en las nubes de incienso que siempre le preceden, y siendo empujado por la bulla que delante de su paso pugna por no perder ni un detalle, que será guardado celosamente en la memoria, para rememorarlo a su antojo en los restantes días del año. Cada dieciocho de Diciembre, me vuelvo a ver de la mano de mi padre, en la "fresca" plaza nueva, esperando a que Ella lo llene todo de recogía, y poder dormir tranquilo hasta el día siguiente; me encuentro cara a cara con Ella, en su iglesia, y mi mente teje recuerdos, que me trasladan a la plaza de bibrrambla, cuando aún se pasaba por sus laterales, apareciendo su palio tras la última esquina, esa que la llevaría a la plaza de la pescadería, camino de la Catedral, y la miraba desde mi niñez, soñando chicotás que, gracias a Ella, pudieron realizarse años más tarde...una nueva página del libro de mi vida se escribe cada dieciocho de Diciembre, en que acudo a verla en besamanos, una nueva página que se une a las que se escribieron, con la pluma de la infantil inocencia, con la de la desafiante adolescencia, y ahora, con la del inicio de la madurez, y que cuentan una historia de amor, de devoción, de familia, una historia que ha ido escribiendo con tinta verde en las entretelas del corazón, y que año a año, me sigue hablando de Esperanza..."

BESAMANOS MACARENO



Aquí os dejo otras tres bellas postales en papel fotográfico de Editorial Rada (Zaragoza), editadas en 1960. Representan el Besamanos Macareno de 1959, con la Virgen en todo su esplendor, como Dios manda, con el fajín de Queipo, la pluma de Muñoz y Pabón, etc. etc. etc. y no tan "políticamente correcta" (no Ella, más bien su Hermandad) como en el Besamanos de este año 2008.

Por cierto, que el maestro Antonio Burgos escribió el pasado 23 de diciembre de 2008 al respecto del asunto de la desaparición del fajín de marras del Besamanos Macareno y, como siempre, ha sentado cátedra:
"El IPC de Fajín. Ya se sabe a cuánto está el kilo de fajín de dictador. Está exactamente a 300.000 euros. La transacción comercial es la siguiente: tú me das una subvención de 300.000 euros, yo le quito el fajín, y encima, aunque defiendas el aborto, la eutanasia y todo lo contrario que Ella representa, te invito a que La cojas por el talle. Sin fajín. Sin palabras. Y sin vergüenza. O con muy poquita"

Podéis ver más opiones al respecto en el siguiente enlace a la magnífica página de Julio Domínguez Arjona "LA SEVILLA QUE NO VEMOS"; una de las mejores y más valientes webs cofradieras que existen en la red:

LA POSTAL DE LA EXPOSICIÓN

Continuando con las postales, aquí os dejo la editada por Imprenta San Pablo (Córdoba) para la catedralicia Exposición Jesucristo y el Emperador Cristiano, celebrada en 2000, y cuyo motivo era nuestra Virgen. En concreto, la Madre de Dios aparece con la saya de Garín en su configuración original y con el tocado de salida para el Martes Santo de ese mismo año 2000. Por cierto, que la foto apareció tal cual también en el magnífico catálogo editado con motivo de la citada Exposición.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

FELIZ NAVIDAD


Con esta maravilla de Risueño os deseo Feliz Navidad a todos de corazón y, de paso, me ahorro el puñetero SMS con el que otros años he engordado los beneficios de Orange y los dividendos de sus accionistas.
Abrazos.

martes, 23 de diciembre de 2008

GENTE DE LA ESPERANZA


Mala Hermandad es aquella que no respeta su pasado y que no piensa en su futuro. Arriba los chupetes de Santa Ana.


FRENTE A LA ESPERANZA

video

DETALLES DE UN BESAMANOS....











RISUEÑO Y MARÍA SANTÍSIMA IV


Virgen del Rosario (Iglesia de San Ildefonso-Granada). Detalle.
"(...) la elegancia de la airosa silueta de esta obra, de expresión ingrávida en sus volúmenes, en parte debido a lo romboidal del conjunto y a lo movido del plegado, y en parte también a las misma proporción de su canon, se completa con uno de los rostros más humanamente relacionados con el natural entre toda la imaginería mariana de la escuela granadina." (Domingo Sánchez-Mesa. 1972).

LA FELICITACIÓN DE SANTI Y ELENA...


Todas las felicitaciones recibidas son bonitas, pero esta es espectacular. Muchas gracias, hermanos.

lunes, 22 de diciembre de 2008

MAS ALLA DE NUESTRA ESPERANZA... (III)


Pa que luego no digáis qué coñazo el tío este con Sevilla y Sevilla y Sevilla... ¿es que no tiene postales de Graná? Po zí. Pos también tengo... Ahí llevaís una de DOMINGUEZ (Madrid), de principios de los 70, que representa a Santa María de la Alhambra.

MAS ALLA DE NUESTRA ESPERANZA... (II)

Esta postal de anticuario es magnífica. Sin duda, una de las reinas de mi colección por su belleza y personalidad... Desconozco cuántos originales quedan de la serie pero no creo que muchos.

Editada en cartón con superficie couché brillo fotográfica por Heliotipia Artística Española (Madrid), en 1930, la Esperanza Macarena aparece nada más y nada menos que con la toca juanmanuelina de los rombos cuyo diseño ha recreado y recuperado en 2008 el bordador hispalense Francisco Carrera en una nueva pieza para la Madre Macarena y que ésta lució en su estación de penitencia. Curiosa imagen de la Virgen sevillana con anillos y unos peculiares tocado y cinturilla, no muy cercanos, desde luego, al denominado "estilo macareno".

Aquí os dejo una foto de la Macarena con la mencionada toca de Carrera Iglesias en la pasada Semana Santa:



Por cierto, saludos a todos los aficionados a la Semana Santa en general y a la sevillana en particular.

MAS ALLA DE NUESTRA ESPERANZA...

Hay otros mundos fuera de aquí. Otras Cofradías, otras Semanas Santas, jajjajajjaj. Aunque os parezca mentira, incluso, hay vida cofrade detrás del verde. De hecho, hay distintos tipos de verde. Por tanto, inauguro hoy una nueva sección de entradas donde veréis otras cositas cofrades interesantes no relacionadas estrictamente con el universo esperanzo, como es el caso de mi flamante colección de postales cofrades antiguas que es la envidia de la Semana Santa Andaluza (mi trabajo y mi dinero me ha costao) y que pienso compartir con vosotros para satisfacción propia y, me imagino, que ajena.
Sin más preámbulos, esta entrada inaugural va de recuperar lo antiguo... Así, os traigo a colación dos interesantísimas postales de la Esperanza de Triana. Su interés estriba en el hecho de que la estética actual de la Esperanza de Triana recupera en gran medida el estilo personalísimo que la Virgen trianera tenía en estas instantáneas, correspondientes a dos momentos históricos distintos, y reflejadas para la posterioridad en las postales más o menos antiguas. Es el eterno debate de nuestra Semana Santa: recuperar lo antiguo -perseverar en el estilo propio- o caminar por la senda de la innovación... Juzguen Vds. mismos, en esta ocasión, señores lectores, si merece o no la pena el regreso al pasado:


Postal: cartoncillo. Editorial J. Moure. 1954.



Postal: Cartoncillo couché brillo. Editorial Rodríguez Castillejo. 1978.


La Esperanza de Triana en su Paso de Palio, la Madrugá de 2008:



Fuente foto: www.esperanza-de-triana.es

viernes, 19 de diciembre de 2008

EL BELEN DEL ESPERANZO

Imposible, no me puedo resistir a colocaros en el blors algunas imágenes significativas del Belén de mi casa; es decir, mío y de mis niños, porque a mi Señora, pobretica, le iba a dar infarto cuando se dio cuenta del chiringuito que servidor le iba a montar en medio de nuestro hipotecado y euriborizado hogar. Consideradlo como una felicitación navideña, ahora ya que el Niño Dios se encuentra calentico en el Divino Vientre de la Virgen María, y próximo a su nacimiento.




Vista parcial del huerto con sus cebollillas y to, así como del personal dirigiéndose por el caminillo a cruzar el puente para visitar al Niño Dios.



El tío tirando del burro. Un alegoría de la vida cofrade...



La fuente con su motorcillo y to pa que el agua fluya. Tengo que pedir disculpas porque las lavanderas y la muchacha que va a por agua sean mujeres. Sé que estoy vulnerando claramente la Ley de Igualdad y que atento claramente contra la dignidad de la mujer pero es que, de verdad, de verdad, de verdad, que aún no se fabrican pastores varones lavanderos. Espero que Leire Pajín sepa perdonarme. Por cierto, el calderillo lleno de agua es de los clicks de famóbil; idea de mis niños. Intentaron poner otro click albañil con casco y carretilla de mano pero conseguí convencerlos de que en aquella época todavía no existía Ávila Rojas.





Esto es lo que viene a ser el Nacimiento con sus pastorcicos y sus Reyes Magos (momento Epifanía, momento Gran Poder). El primitivo Niño tuve que sustituirlo por uno del Carrefour mu bonico, rubillo y gordito, en la medida que el anterior sufrió un atentado presuntamente perpetrado por mis niños, de tal manera que quedó en un estado totalmente imposibilitado para redimir al mundo. Lo tengo ahí guardado en porexpan porque, dado su estado, igual interesa mandarlo a Valdebebas pal Madrí.




Pastora embarazada. Qué duda cabe que se trata de una alegoría de la expectación. Ya sabéis, tantos años tratando con el Pepelu, uno termina buscando simbologías en todos sitios...




Vista lateral del Nacimiento. Quería ponerle a la Imagen de la Virgen un mantillo verde de terciopelo pero a mi señora le pareció excesivo y vetó la propuesta.




Vista cenital del Nacimiento con la calva de un pastor en primer término. Ya véis como el Niño es chiquitillo pero está rollizo y completo. Más que en un pesebre parece que está en una cama de matrimonio.


Aquí los pastores, echándose sus cubalibrillos a la luz de la lumbre, hasta que llega el Ángel volador (como el del Huerto pero más chico) y les dice: ¡Qué bonito está eso!... La noche que nace el Mesías y vosotros echando cubalibres en el campo...


Por último, Baltasar. Mi Rey favorito, llevándole su ofrenda de mirra al Niño. Lo compré en el Dani y la verdad es que es mu bonico y resultón. De hecho, le da un aire al Obama. Pa los camellos me quedé sin presupuesto. Estos Reyes fueron en el coche de San Fernando, en plan romería y santas pascuas.

Quillo hay que ver lo aburrío que se puede llegar a quedar un Hermano Mayor cuando sale del cargo....


¡¡¡¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!!!!

JORGE MARTÍNEZ GARZÓN


Vas para tres décadas detrás de los micrófonos, otrora alcachofas negras cableadas y ahora sofisticados chismes inalámbricos cubiertos de espumilla amarilla y azul. Jorge, lo que te faltaba a tí era salir en televisión y en el "internese" y convertirte en el plurilópez cofradiero...

Tu estilo brillante e inteligente, aunque mordaz y puede que demasiado comprometido, te ha supuesto que, en algunas ocasiones, te den collejas hasta en la huella del carné de identidad. Sin embargo, ahí estás tú, como los viejos héroes de guerra, en silla de ruedas, tuerto y con una pierna menos, pero cargado de condecoraciones y siempre de frente.... Ahí estás tú, Jorge Martínez Garzón, año tras año, voz personalísima, irónica y guasona, que empieza a derramarse tras la sintonía inmutable de Encarnación de la Calzada; como notario incorruptible de una Semana Santa que, día a día, das fe de que, como decía Alfonso Guerra, no la conoce "ni la madre que la parió".

Eres, Jorge Martínez, un visionario y un valiente. Cuando la Semana Santa era, en gran medida, un corralillo de dinosaurios acostumbrados al cortijillo, no se te ocurrió otra cosa que decirlo y, además, osaste colocar en tu programa a tertuliar sobre cofradías a gente -chavales- que apenas contaban con la veintena de años: Quique Martínez, Julio Aranda, Juanjo Ibáñez, Rafa Alcalá... y, posteriormente, Luisja López, Javi Sierra, Jaime Bedmar, Víctor Vedia, Sergio Berbel, etc. etc. Muchos de ellos han desempeñado posteriormente cargos de gran relevancia en nuestras Cofradías (algunillo ha sido hasta Hermano Mayor). Hoy, es habitual ver en las Juntas de Gobierno de Hermandades señeras y no tan señeras a gente con esa edad. Tú sabias que tenía que ser así, tú ya lo habías previsto... era la frescura que hacía falta en nuestra Semana Santa: "los niños de Jorge Martínez".

Nuestra Semana Mayor requería de un cambio y tú, desde tu micrófono, algunas veces tan ingrato y polémico, sin casarte con nadie -porque, eso sí, tú no te casas ni con los amigos-, abriste el camino para una Semana Santa diferente, que requería de voces críticas, comprometidas y, sobre todo, cofrades que vivieran para esto; a veces, por encima de la familia y de la propia vida personal. ¿Cuántas veces has puesto la Semana Santa por encima de tus cosas y de "tus personas"?

Quizás hoy ha pasado lo peor del camino. Hoy, Jorge, Frodo Bolsón de Santa Paula, cámara digital en ristre, has atravesado el largo camino del desierto, las minas y desfiladeros infranqueables, y has llegado a la posada donde la mayoría te miramos con la admiración que se observa al viajero que ha logrado dejar atrás la sed, el hambre, la desesperación y los ataques de los orcos "cortacabelleras".
Dicen que a los buenos padres de familia lo que realmente les gusta es que les desees salud para los suyos. Pues, Jorge, yo deseo que la Virgen de Santa Paula te proteja siempre a tí y a los tuyos, para que los demás veamos cómo ayudan a llevar el trípode a su padre por las Iglesias de nuestra Tierra.
Gracias, Jorge.
Manuel Jesús del Gran Poder.

LA ESPERANZA: DIARIO DE UN COFRADE

De la sección DIARIO DE UN COFRADE en http://granadacofrade.iconecta.com/


La Esperanza
Escrito por jorge el 15 de Diciembre de 2008

"¿Te das cuenta, querido Diario, que nuestra vida es la Esperanza?. Estamos próximos a celebrar la fiesta de la Expectación de Nuestra Señora. Desde hace años procuro no faltar, llevado de la mano de mi amigo Quique Martínez, a alguno de los momentos del triduo y besamanos. Me gusta saborear el frio de Plaza Nueva. Ya sé que no es habitual y común este empecinamiento mío, pero soy de invierno, no lo puedo evitar. El invierno es un poco la Esperanza nuestra. Dejar que todo duerma o parezca muerto para revivir con vitalidad allá por la primavera. La virulencia de nuestra primavera romperá en tallos nuevos cuando los fríos de Plaza Nueva empiezen a ser una brisa amansada por la espera para alcanzar a ver la cruz de guia de orfebrería de su cofradía de penitencia.
"Nadie, que después de haber puesto la mano en el arado mire hacia atrás, es digno del Reino de los Cielos", escribió San Lucas. Por eso, la Esperanza mira de frente. Con sus ojos bajos su mirada es personal y directa a los ojos de quien se atrave a mirarla de frente. Te confieso, querido Diario, que me gusta ver a la Virgen de la Esperanza en los momentos variados del calendario litúrgico. Nunca espero encontrarla igual que la última vez que me atreví a buscar sus ojos mitad compungidos, mitad armoniosamente alegres. Es una apreciacion mía pero la Virgen de la Esperanza cambia. Puede ser mi Madre metida entre pucheros de barro y fuego cuando de hebrea nos la presentan. Puede ser la Plañidera de Santa Ana dispuesta a llorar los mil sucedidos de cada cual cuando noviembre rompe en el calendario; puede ser la Mujer de cualquier encuentro fortuito cuando de blanco la veo y puede ser Majestuosamente Reina sobre su paso de palio. La Esperanza es toda una: Madre, Señora, Reina, Mujer, Señorita y Señorona. No sé como Risueño lo consiguió, pero es asi y o mi me lo parece. A la Virgen de la Esperanza se le habla de tu a tu hasta rodeada de candelería en el Martes Santo, sin perderle el respeto de Madre de Dios pero sin las distancias que marca un respiradero altivo sobre la cerviz de cuarenta hombres.
La Virgen de la Esperanza es de esas imágenes que tuvo y retuvo pero nunca guardó para la vejez porque la vejez no le llega nunca. La Virgen de la Esperanza es un soplo de aire siempre fresco, ahora frío, de Plaza Nueva. Es una espina del tallo de una rosa blanca, verde claro, y es una ensoñación en la memoria de cuantos la vieron y la ven pasar por sus calles en la noche del Martes Santo. La Virgen de la Esperanza es el motivo por el que atravesar la reja de Santa Ana. Al girar por Gran Vía y entrar en Reyes Católicos, a mi me pasa que me pide entrar. Si las puertas del templo están cerradas me parece que algo grande se "cuece" en su interior. Si están abiertas, es un pavilo de cera que me pide entrar y calentarme a su calor. Es difícil contarte, querido Diario, como es la Esperanza de Granada. Es eso, Esperanza, Madre, Señora, Señorita y Reina. Todo a la vez o cada cosa por su lado. Por eso te llevaré este año a su besamanos. Imagino que estará sobre el presbiterio. Desde abajo se ve la Gran Señora que es. Nos espera. Nos pide que subamos a verla. Cuando se está junto a Ella, es Madre. A mí a veces me dan ganas de achucharla y besarle las mejillas encarnadas y cogerla de la mano y llevarmela hasta la mesa camilla de mi casa. Allí sentados, hablaríamos de nuestras cosas. Le preguntaría por la gente de mi alrededor que se llevó y me contaría los juegos de Niña y los momentos tiernos de la infancia del Hijo. A la Virgen de la Esperanza nunca le hablaría de Dolor, ni de Soledad, ni de Angustias. A Ella le reservo los momentos más sabrosos de mi vida, los más entrañables, los más agradables, sabedor como soy de que todos ellos se los debo a Ella.
Ahora, cuando a punto estoy de saborear un nuevo Día de la Esperanza, dejo mi boligrafo sobre la mesa y me voy a buscarla para felicitarle en estos días ya tan próximos de la Navidad. ¡Cuchí, si mi boligrafo ha escrito en verde esta mañana de invierno!. Las cosas de hablar de la Esperanza, querido Diario, las cosas... "